NIÑOS

      Impartimos clases de inglés a niños desde los 3 años de edad y hasta los 12 años. Trabajamos en grupos muy reducidos y siempre en equipo: dos profesoras -nativa y de aquí- compartimos todos los grupos, elaboramos nuestros propios materiales e incorporamos imágenes y movimiento a nuestras actividades de cada día.

     El objetivo de un enfoque metodológico como este -visual, auditivo y kinestésico- es involucrar de forma efectiva a todos los estudiantes de la clase. Todos no aprendemos de la misma manera: hay estudiantes que interiorizan mejor la información nueva a través de la visión, otros prefieren la audición y otros el movimiento. Uno de estos estilos receptores acostumbra a ser dominante en cada uno de nosotros y este estilo dominante define la mejor manera de interiorizar información nueva que tiene una persona. Muchos estudiantes se desmotivan a la hora de aprender determinadas cosas y en muchas ocasiones su desmotivación no está directamente relacionada con los contenidos sinó con la manera de acercarse a ellos: si la manera de enseñar del profesor y la manera en la que un estudiante aprende mejor no coinciden ni se acercan, esto acostumbra a ocurrir.

     Las dos profesoras  compartimos todos los grupos e impartimos nuestras clases por completo en inglés. La profesora nativa trabaja la comprensión y expresión oral y la profesora de aquí está al cargo de la comprensión lectora y expresión escrita, a la vez que ayuda a los estudiantes a comprender cómo funciona el idioma. Cuando es de especial utilidad para los contenidos que se imparten, la profesora de aquí hace breves explicaciones en castellano durante su clase. Esto nos permite clarificar de forma muy efectiva algunos conceptos y conservar a su vez un espacio en el que los estudiantes se comuniquen solamente en inglés, que no es otro que las clases con su profesora nativa. El trabajo en equipo nos ofrece además la oportunidad de observar mutuamente nuestras clases y aprender juntas.

     Nuestras aulas han sido especialmente diseñadas para poder implantar nuestra metodología con éxito: todas sus paredes están imantadas y son a su vez pizarras y nuestra aula grande cuenta con una superficie de 50 m2. En nuestras clases usamos las cuatro paredes y el suelo, además de la pizarra tradicional o el proyector. Todas estas superficies nos sirven para desplegar tarjetas con imágenes, frases cortas o textos, que nuestros estudiantes manipulan todo el tiempo a través de actividades muy variadas. Nuestro dominó de suelo, por ejemplo, permite a los estudiantes mejorar sus destrezas de lectura mientras se mueven y las paredes-pizarra permiten que todos nuestros estudiantes trabajen la escritura de una forma más divertida y, lo más importante, que lo hagan a la vez. Y esto son sólo algunos ejemplos.

    Los niños necesitan ser activos, descubrir cosas solos, experimentar y jugar. A la vez, sabemos que las actividades del aula deben estar organizadas siguiendo unos parámetros claramente definidos que potencien al máximo la práctica del lenguaje. Por todo ello, creamos rutinas de aprendizaje que son vitales para la gestión efectiva de la clase. Por una parte utilizamos las rutinas básicas que nos ayudan a gestionar las clases de forma efectiva, como por ejemplo, rutinas para pasar lista, formar parejas y/o grupos, ir al lavabo o recoger la clase. Por otra parte utilizamos las rutinas de aprendizaje de la lengua, actividades sencillas que crean momentos para el contacto personalizado e individual durante las lecciones con el objetivo de atraer a los niños y crear un ambiente de aprendizaje positivo.

   Le otorgamos una utilidad a la gramática, no la introducimos como punto de partida de la práctica. Desafiamos al alumno para que se implique de forma activa en el proceso de aprendizaje al manejar contenido lingüístico y presentamos las reglas lingüísticas de modo sutil para que el alumno haga sus deducciones e hipótesis de forma natural.

     Los alumnos pueden realizar dos clases de prueba gratuitas -una con cada profesora- para conocer nuestra dinámica de clase, conocernos a nosotras y a sus compañeros/as. Reserva ya tus clases de prueba gratuitas, mandando un correo a inglesaduo@gmail.com.

    Duración del curso: 9 meses, de octubre a junio.

    Días y horarios: Los cursos son de dos clases a la semana, de 40 minutos para infantil y de 50 minutos para primaria. Las clases son impartidas en dos días alternos: lunes y miércoles o martes y jueves en horario de 17:30 a 20:30, en función de la edad de los alumnos o de su nivel.

Inglés a Dúo realiza talleres de  MANUALIDADES y talleres de TEATRO gratuitos una vez al mes. Estos talleres se imparten también de forma regular y a un precio económico durante todo el curso los viernes por la tarde y los sábados por la mañana. En estos talleres los alumnos tienen la oportunidad de desarrollar su creatividad y seguir mejorando su comprensión y expresión orales, en un contexto muy diferente al habitual.

  

¿Necesita ampliar información?

Anuncios